ChemaTierra

Confirmado uno de los yacimientos fósiles más grandes del mundo en China

26-03-2019

4,351 especímenes, 101 especies, de las cuales el 53 por ciento nunca antes se había visto.

Por: Luis Moctezuma

 

Hace más de 500 millones de años surgieron formas de vida en el planeta de una forma nunca antes vista. Este fenómeno se conoce como la “Explosión del Cámbrico”, se estima que ocurrió entre 560 y 540 millones de años atrás. Entonces aparecieron toda clase de seres vivos capaces de conservarse hasta nuestros días. Recientemente se confirmó la existencia de un espacio privilegiado para la investigación de las formas de vida que poblaron nuestro planeta en el periodo Cámbrico.

Fósiles antiguos, especies nuevas

Un par de artículos publicados en la revista Science confirman los resultados de 4 años de excavaciones. Al sur de China, en el río Tamsui, en Taiwán, se encuentra el yacimiento de Qingjiang. Ahora se considera uno de los espacios más ricos en fósiles cámbricos de los que se tiene registro.

Antes de la exploración de este espacio en China, la mayor acumulación de fósiles de este periodo era el Esquisto de Burguess, también conocido como lutitas de Burguess, en Canadá. Esta formación geológica fue descubierta en 1909 por Charles Scott. En este terreno sobre las Rocallosas canadienses alberga fósiles de 508 millones de años de antigüedad. EN su momento fue sorprendente por la calidad en la conservación, aún permanecían tejidos de piel, ojos y órganos internos.

El yacimiento de Qingjiang conserva una biota, o conjunto de seres vivos, de aproximadamente 518 millones de años. Además de la antigüedad, los fósiles se encuentran en un estado de conservación mucho mejor de lo que podría esperarse. Se conservan incluso criaturas de cuerpo suave y partes detalladas de sus cuerpos.

Una gran parte de las especies que se encuentran en el yacimiento al norte de Taiwán son nuevas. Aproximadamente el 53% de los grupos taxonómicos hallados ahí son completamente nuevos. Esto lo convierte en un yacimiento tan valioso como el del Esquisto de Burguess y nos ayudará a conocer mejor la forma en que la vida comenzó y evolucionó hasta las formas que conocemos actualmente.

La clave de la vida y la conservación

Fueron muchas las condiciones que favorecieron la presencia de los fósiles. El terreno en que se alojaron está lejos de volcanes, no sufre de terremotos frecuentes y cuenta con la profundidad adecuada. Cerca de Qingjiang, también en territorio chino, se encuentra otro yacimiento importante de fósiles: Chengjiang, también al sur, aunque en la parte continental, en dirección a Vietnam. La calidad de conservación en los fósiles cerca del río Tamsui es significativamente mejor.

Este nuevo yacimiento Taiwanés tuvo como ventaja una profundidad mayor a otros yacimientos cámbricos. Se estima que hace 550 millones de años, en plena explosión cámbrica, la profundidad del terreno era mucho mayor. Suficiente para que los niveles de oxígeno fueran bajos.

Con una pequeña cantidad de este gas vital, la aparición de otros organismos fue mínima. De esta forma, no hubo organismos que descompusieran los tejidos. En todo el tiempo que ha pasado desde entonces los organismos se cubrieron de sedimentos y cuando el terreno emergió ya se habían convertido en los fósiles que ahora nos muestran una parte del pasado. Hace miles de millones de años la vida aparecía por todo el planeta y ahora conocemos una pieza nueva de ese rompecabezas que forma la historia de la evolución.

 

También te puede interesar: