Se rechaza propuesta de Japón para regresar a la caza comercial de ballenas

17-09-2018

Japón sigue insistiendo en volver a la caza comercial de ballenas

Por: Luis Moctezuma


El lunes 10 de septiembre comenzó en Brasil la sexagésima séptima reunión plenaria de la Comisión Ballenera Internacional (CBI). Durante una semana se debatió sobre las medidas para el tratamiento de los cetáceos. Entre las propuestas presentadas se encontraban dos completamente opuestas. Mientras Brasil proponía nuevamente la creación de un santuario en el Atlántico sur, Japón, con el apoyo de otras naciones tradicionalmente pesqueras, propuso reabrir la caza comercial.

Japón y la caza de ballenas

El país del sol naciente ha sido señalado antes por sus prácticas de pesca justificadas bajo fines científicos. En este país la carne de ballena es valorada por su alto contenido proteínico y su costo relativamente bajo. Ante un panorama mundial en que las ballenas forman parte de un programa de veda la salida que encontraron los nipones fue argumentar que hacían investigación científica.

Ya en 2014 la Corte Internacional de Justicia sancionó el “programa científico” japonés bajo el que se cazaba ballenas. Esto obligó a cambiar el programa sin dejar de atrapar a los cetáceos. En la última temporada de caza se reportaron 333 ballenas Minke. El plan japonés para esta reunión de la CBI consistía en un programa de coexistencia entre conservación y caza comercial.

Según reportes de expertos internacionales, Japón no sigue las recomendaciones para cacería de ballenas con fines científicos. Se estima que no respetan el 75% de las recomendaciones de la CBI. A esto se suman las denuncias de medios internacionales sobre la venta de carne de ballena en los comercios japoneses para consumo humano.

El programa nipón para reactivar la cacería comercial llevó el nombre de “El camino a seguir”. Para ser aprobado debía contar con una votación de tres cuartas partes de los participantes. Esta propuesta tenía la intención de terminar la veda impuesta para la cacería de ballenas que se propuso desde la década de los 70 del siglo pasado y entró en acción en 1986.

Entre los aliados de Japón con esta propuesta se encuentran otras naciones pesqueras. Países como Noruega e Islandia también están a favor de levantar la veda sobre las ballenas. En defensa de la propuesta se argumenta que algunas poblaciones de ballenas que se consideraban en peligro cuando el veto comenzó ya están recuperadas. La intención de estas naciones es promover una cacería “sostenible”.

Las resoluciones internacionales

El viernes 14 se dio la votación sobre esta controvertida propuesta. Con 41 votos en contra, 27 a favor y 2 abstenciones “El camino a seguir” fue rechazado. Ante esta resolución se insinuó la separación de Japón del organismo internacional, misma que se descarta por otros miembros de la CBI. No fue la única propuesta rechazada en la reunión de la CBI.

Brasil ha presentado una propuesta para crear un santuario ballenero desde 2001. La intención es proteger a más de 50 especies que habitan el Atlántico sur. De entre estas 6 son “altamente migratorias”. Con este santuario la za de los cetáceos en esta región del mundo no estaría permitida bajo ninguna condición. Desde la primera ocasión la propuesta ha sido rechazada; sin embargo, cada vez tiene más apoyo.

Uno de los logros de esta reunión internacional fue la declaración de Florianópolis. En esta se reafirma la prohibición para cazar ballenas y forma parte de un programa con miras a la siguiente década. Entre las propuestas de Brasil estuvo la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Su propuesta es simple: los recursos de la Comisión Ballenera Internacional deben destinarse únicamente para la conservación, descartando cualquier tipo de cacería. Entre los países que apoyaron la declaración estuvieron Argentina, Colombia, Costa Rica, Panamá, Perú y México.

También te puede interesar: