Sargazo en Tulum. Crédito: Instagram/@don_fotomx

El sargazo seguirá amenazando las costas del Caribe Mexicano

15-08-2018

Más de 200 toneladas por kilómetro de playa.

Por: Luis Moctezuma

 

En los últimos días, las azules aguas de la península de Yucatán se han teñido de colores más opacos. El causante de esto es el sargazo, una macroalga que preocupa a los visitantes de estados como Quintana Roo y Yucatán, y a sus autoridades. La cantidad de esta alga en costas de Quintana Roo ha llegado a más de 200 toneladas por kilómetro. Se espera que esta situación continúe hasta septiembre.

¿Qué es el sargazo y cuáles son sus efectos?

De acuerdo a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el sargazo es una macroalga marina de color pardo del género Sargassum, a la que se le puede ver flotando en la superficie del océano. Y a diferencia de algunas creencias, no es del todo un desperdicio, pues sirve como hábitat importante para muchas especies marinas, ya que proporciona alimento, sombra y refugio de peces, camarones, cangrejos y tortugas.

Esta macroalga ha aumentado su presencia en las costas mexicanas. Desde 1970 es cada vez más frecuente y abarca una mayor extensión de costas. Los cambios en la temperatura del agua tienen efecto en distintas especies y el sargazo es una de ellas; a mayor temperatura su reproducción y permanencia es mayor.

El primer efecto que se puede notar de su presencia es una mancha entre amarilla y café. Además desprende un olor desagradable. Sin embargo, no representa un riesgo para la salud. El mayor problema por ahora es la cantidad, mucho mayor a lo habitual.

Para los visitantes esto puede representar un cambio radical en el plan de su viaje. Hasta ahora la industria hotelera no ha sufrido cancelaciones significativas y se buscan formas de alentar a los turistas para que mantengan a la península de Yucatán como su destino vacacional. Entre las iniciativas que se han tomado es participar activamente en la limpieza de las playas. También se ofrecen transmisiones en tiempo real para observar las playas y así aumentar la confianza en los turistas.

Desde otros sectores de la sociedad se buscan alternativas para reducir la presencia de la macroalga. La UNAM ya ha creado tres subcomités para definir acciones a corto, mediano y largo plazo. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Secretaría de Turismo (SECTUR) han establecido distintos acuerdos; uno de ellos es la creación de una mesa de trabajo permanente para apoyar y evaluar proyectos que disminuyan la presencia de sargazo. Por su parte la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) se ha dedicado a la recolección de sargazo.

La ruta del sargazo

La macroalga que está llegando a las costas del Caribe mexicano provienen del Mar de sargazo. Este lugar se ubica entre África y América, cerca de islas como las Bahamas o las Bermudas. Las corrientes oceánicas las llevan a las costas del Caribe. Además de México hay otros países a donde llegan, sobre todo al norte de África y las costas americanas del Atlántico. El norte de Brasil, el mar Caribe y la costa sur de Estados Unidos, cerca del Golfo de México,  son los afectados en nuestro continente.

A México llega principalmente a Quintana Roo y recientemente a Yucatán. La presencia de esta macroalga se reduce a ciertas zonas y no toda la región como podría pensarse. En Quintana Roo se han visto afectados Mahahual, Cancún, Cozumel, Isla Mujeres, Playa del Carmen, Puerto Morelos y Tulum, entre otros. En Yucatán los afectados han sido Progreso y San Crisanto. El sargazo no está presente en todas las playas y se realizan tareas de limpieza constante para evitar problemas con el turismo.

¿Qué hacer con el sargazo?

Algunos expertos sugieren aprovechar esta macroalga para obtener beneficios ecológicos e industriales. Entre los usos que podría tener para favorecer al medio ambiente está usarlo como criadero de tortugas, ya que las protege en sus primeros días después de romper el cascarón. Desde la parte industrial el Instituto Politécnico Nacional se ha estudiado desde hace tiempo las propiedades del sargazo que son útiles a las industrias farmacéutica y alimentaria.

La proyección a corto plazo es que el sargazo seguirá llegando a las playas de la península de Yucatán. Al menos hasta septiembre esta macroalga seguirá llegando. Las tareas de limpieza ya están en marcha y lo que queda por hacer es pensar en el futuro del sargazo en México. La cantidad que llega a nuestro país es cada vez mayor y debemos estar prevenidos para los años próximos. La temperatura en el mar no bajará mágicamente, así que no podemos olvidarnos de esta macroalga en cuanto termine su temporada este año.


También te puede interesar: