NASA

La Voyager 2 está a punto de decirle adiós al sistema solar

12-10-2018

…y convertirse en un verdadero viajero interestelar

Por: Antonio Medina

 

El 20 de agosto de 1977 la NASA mandaba al espacio la sonda espacial Voyager 2 desde sus instalaciones de Cabo Cañaveral, esta sonda, al igual que su hermana gemela Voyager 1, tenía como primera misión estudiar Júpiter y Saturno, así como sus anillos y lunas. 

Para ello, las naves fueron construidas para durar cinco años, pero a medida que avanzaba la misión, los sobrevuelos adicionales de los dos últimos gigantes gaseosos -Urano y Neptuno- se volvieron irresistibles y su objetivo de dos planetas se convirtió en cuatro; sus cinco años de vida se extendieron a 12 y ahora ha rebasado los 41 años. 

Eventualmente, entre las dos naves explorarían todos los planetas exteriores gigantes de nuestro sistema solar, 48 de sus lunas, y los sistemas únicos de anillos y campos magnéticos que poseen esos planetas.

Hoy más de cuatro décadas después, Voyager 2 vuelve a dar de qué hablar y es que se encuentra a punto de abandonar nuestro vecindario cósmico.

¿Cómo sabemos que ya se va? 

Las mediciones captadas por los instrumentos del Voyager 2, comienzan a mostrar una baja en la cantidad de rayos cósmicos que golpean a la nave. Estas lecturas son muy parecidas a las obtenidas por la Voyager 1 en 2012, cuando se convirtió en el primer objeto creado por el ser humano en dejar los confines del sistema solar, por lo cual se piensa que su hermana se encuentra muy cerca de conseguir lo mismo.

Los científicos encargados de la misión aseguran que el ambiente que rodea a la sonda espacial ha comenzado a cambiar drásticamente. Durante los próximos meses se espera aprender mucho al respecto de la heliopausa, el punto de nuestro sistema en el que el viento solar se une al medio interestelar o al viento estelar procedente de otras estrellas. 

La heliopausa es el límite de la heliosfera y también la frontera de nuestro sistema solar, de ahí la gran importancia del viaje del Voyager 2, pues los conocimientos acerca de esta zona del espacio exterior son muy reducidos y al ser la segunda nave que llega a los confines del sistema, se espera obtener mucha información al respecto.

Voyager2Heliosfera_opt.jpg

En este momento, la Voyager 2 se encuentra a 17,700 millones de kilómetros de la Tierra o a 118 unidades astronómicas, esto es casi tres veces la distancia que existe entre nuestro planeta y el planeta enano, Plutón. Pero es muy difícil calcular el momento exacto en que la nave dejará el sistema solar, esto debido a que la heliopausa se encuentra en una constante expansión y contracción.

Además, la nave Voyager 2 no sigue la misma ruta que su hermana, lo cual hace incluso más difícil calcular el momento en que esto vaya a suceder, pero lo que queda claro, es que no falta mucho para que esta sonda de la NASA se convierta en apenas el segundo objeto que sale del sistema solar para convertirse en un verdadero viajero interestelar.

También te puede interesar: