Esta foto del planeta enano Ceres y los puntos brillantes que reflejan los depósitos de sal en el cráter Occator, fue una de las últimas fotos que la nave Dawn transmitió antes de que dejara de comunicarse el 31 de octubre.

Dawn, la primera nave en visitar dos mundos extraterrestres, dice adiós

02-11-2018

Tras 11 años navegando por el cinturón de asteroides, Dawn ha guardado silencio

Por: Deyanira Almazán

 

Si tú como nosotros sufres cada que una misión espacial llega a su fin, prepárate para escuchar esta noticia.

Este 1 de noviembre, tras dos días de no obtener respuesta de la sonda Dawn, la Red del Espacio Profundo de la NASA ha anunciado que esta grandiosa misión ha llegado a su fin. El silencio, de acuerdo a los encargados de la misión, significa que se ha quedado sin hidracina, el combustible que alimenta a sus propulsores, lo que ayuda a que la sonda apunte sus paneles solares hacia el sol y su antena hacia la Tierra. 

Una gran misión

Dawn fue lanzada el 27 septiembre del 2007 desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, su principal objetivo era estudiar los dos cuerpos de mayor extensión en el cinturón de asteroides, Ceres y Vesta (juntos conforman el 45% de la masa del cinturón). 

Durante  sus 11 años y 6,900 millones de kilómetros registrados en su odómetro, la nave, propulsada por motores de iones, logró muchas cosas inéditas. En 2011, cuando Dawn llegó a Vesta, el segundo mundo más grande en el cinturón de asteroides, la nave espacial se convirtió en la primera en orbitar un cuerpo en la región entre Marte y Júpiter. En 2015, cuando Dawn entró en órbita alrededor de Ceres, el cuerpo más grande del cinturón de asteroides, la misión se convirtió en la primera en visitar un planeta enano y en orbitar dos mundos extraterrestres. 

A lo largo de su viaje, descubrimos que Vesta es un protoplaneta de tipo rocoso, mientras que Ceres es un planeta enano helado en donde se han encontrado vestigios de compuestos orgánicos, aunque no se ha podido determinar si estos fueron formados por procesos biológicos como en nuestro planeta. 

A partir de estos descubrimientos existen las teorías acerca de que no solamente las lunas heladas como Encélado y Europa han tenido océanos a lo largo de su vida, sino que también habrían podido existir en planetas enanos como Ceres, en el cual se piensa que incluso hoy en día pudiera contener agua bajo su superficie.

Un sutil final

Debido a que Ceres tiene condiciones de interés para los científicos que estudian la química que conduce al desarrollo de la vida, la NASA sigue estrictos protocolos de protección planetaria para la eliminación de la nave espacial. Dawn permanecerá en órbita durante al menos 20 años, aunque los ingenieros confían plenamente en que la órbita durará por lo menos 50 años.

Si bien el final de esta misión no es tan dramático y literal como lo fue el de Cassini cuando se desintegró en la atmósfera de Saturno, es el cierre de más de una decena de años explorando y estudiando los confines de nuestro universo e informándonos y reportándonos sobre estos mundos extraterrestres, su origen, su lugar en el universo y la estrecha relación que tiene con nosotros. 

¡Muchas gracias, Dawn!

También te puede interesar: