NASA

SpaceX y Boeing comienzan una nueva era de turismo espacial

16-08-2018

¿Cuánto pagarías para viajar al espacio?

Por: Deyanira Almazán

 

El pasado 3 de agosto del 2018, frente a una multitud raquítica en el Centro Espacial Johnson, en Houston, la NASA anunció a los nueve astronautas seleccionados para los primeros vuelos comerciales de la agencia.

Los primeros vuelos tripulados serán a bordo de las naves Crew Dragon, de la empresa SpaceX, y CST-100 Starliner de la empresa Boeing y podrían lanzarse el próximo año, marcando la primera vez que salgan astronautas desde suelo estadounidense, desde que el programa del transbordador espacial finalizó en el 2011.

El trabajo de Boeing y SpaceX representa la culminación de una década de esfuerzos de la NASA, que ha estado intentando dejar de depender de Rusia para llegar a la Estación Espacial Internacional (ISS) a través de sus cohetes Soyuz y a un costo de más de $80 millones de dólares por asiento.

Pero la agencia norteamericana no es la única que tiene interés en estas empresas privadas que ofrecen vuelos espaciales, las compañías de turismo espacial tienen la esperanza de mandar turistas al espacio justo detrás de los astronautas de la NASA.

Turismo espacial

En el 2001, el empresario estadounidense de 60 años Dennis Tito se convirtió en el primer turista espacial cuando pasó casi 8 días en la Estación Espacial Internacional (ISS), algo por lo que, según reportes, pagó $ 20 millones de dólares. Desde entonces, solo ha habido otros seis turistas espaciales, todos viajando a bordo de las naves rusas; el último fue el cofundador del Cirque du Soleil, Guy Laliberté, que voló en el 2009. Pero los siete turistas espaciales no serán los únicos. Numerosas empresas privadas pretenden lanzar sus propios programas de turismo espacial y aunque aún son pocas, vaya que son grandes y seguramente muchas cumplirán sus objetivos antes de que termine esta década.

Los competidores

Con el objetivo de llevar seres humanos a Marte en los próximos años, SpaceX , del multimillonario Elon Musk, es sin duda la más popular. Esta compañía ha logrado reutilizar sus cohetes Falcon 9 para disminuir los costos de enviar suministros a la Estación Espacial Internacional, algo impensable hace apenas unos años.

Virgin Galactic, del británico Richard Branson, desde hace algunos años ofrece viajes suborbitales en los que promete llevar a los pasajeros a una altitud de 100 kilómetros —comúnmente conocida como el borde del espacio—para obtener una visión de los confines de nuestro planeta y experimentar varios minutos de ingravidez antes de regresarlos a la Tierra. Más de 700 boletos ha vendido, cada uno con un valor de más de 250,000 dólares. Sin embargo, la fecha de embarque aún sigue siendo un misterio.

Blue Origin recientemente llevó a cabo el noveno vuelo del nuevo cohete Shepard, completando así otra prueba del sistema de lanzamiento. Su dueño, Jeff Bezos, ha asegurado que este es un paso más para que su compañía logre llevar humanos al espacio por primera vez antes de que termine este año.

Y por su parte, la nave Starliner de Boeing, que con un diámetro de 4,56 metros, está diseñada para ser capaz de transportar hasta siete personas, permanecer en órbita hasta siete meses y ser reutilizada hasta en diez misiones. Ante esto, no sorprende que haya atraído la atención de Bigelow Aerospace, una compañía que sueña con una estación espacial inflable para turistas.

Pero estas no son todas, otras compañías también están apostando por los lanzamientos de estaciones espaciales en el futuro cercano, como Axiom Space, con sede en Houston, que quiere crear una estación espacial comercial, y la startup espacial Orion Span, que quiere construir un hotel de lujo en órbita.

Muchos de estos planes podrían concretarse en los próximos años, justo cuando los vehículos comerciales tripulados logren por fin conquistar el espacio. ¿Será este el inicio de la nueva era en turismo espacial?

Todo indica que sí.

También te puede interesar: