FOTOGRAFÍA POR ALFREDO ESTRELLA, AFP/GETTY

Sismo de magnitud 7.1 sacude a México

19-09-2017

¡Lamentablemente no fue simulacro!

Por: Deyanira Almazán

**Actualización: Al 27 de septiembre, el sismo registra 337 personas fallecidas, de las cuales 198 son en la Ciudad de México, 74 en Morelos, 45 en Puebla, 13 en el Estado de México, 6 en Guerrero y 1 en Oaxaca. 


Un día como hoy pero de 1985, la Ciudad de México vivía uno de los episodios más devastadores de su historia, cuando un sismo de magnitud 8.1 provocó cientos de derrumbes y más de 10 mil muertos. 32 años después, un sismo vuelve a sacudir a este país, provocando -hasta el momento- el colapso de varios edificios en la capital y desafortunadamente más de 270 de personas fallecidas.

El terremoto sucedió a las 13:14 hora local, y a 51 km de profundidad.  El epicentro se ubicó a 12 km al sureste de Axochiapan, Morelos y sólo a 120 km de la Ciudad de México. Esta cercanía y profundidad explica por qué el "jalón" fue tan violento y destructivo y por qué la alarma sísmica sonó casi al mismo tiempo que se estremeció la capital.

Los reportes hasta el momento indican 273 personas muertas y un número indeterminado de personas atrapadas bajo los escombros.

En el último reporte de las autoridades aseguran 137 muertos en la Ciudad de México, 73 en Morelos, 43 en Puebla, 13 en el Estado de México, 6 en Guerrero y 1 en Oaxaca. En la Ciudad de México se cuentan más de 40 edificios colapsados,  entre ellos, el Colegio Privado Rébsamen dónde lamentablemente se ha reportado la muerte de 21 niños y 4 adultos. Una verdadera tragedia. 

 

Foto1.jpg
 RONALDO SCHEMIDT, AFP/GETTY

 

FOTO4.jpg
ALFREDO ESTRELLA, AFP/GETTY

 

Pero no sólo sucedió el mismo día que México conmemoraba el 32 aniversario de un gran terremoto, sino que también doce días después de que otro sismo M8.2 –el más poderoso de los últimos cien años - golpeara la costa sur de México, provocando casi cien muertos en los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco, además de miles de damnificados y daños severos en patrimonios históricos.

¿Fue una réplica del sismo del 7 de septiembre? 

Si bien es natural que ocurran reacomodos de los pedazos de corteza después de un sismo fuerte, el terremoto de este martes 19 no debe considerarse una réplica del sismo del 7 de septiembre, pues sucedió en una zona lejana al epicentro anterior. De acuerdo al Servicio Sismológico Nacional, el mecanismo focal del sismo muestra una falla de tipo normal, que es característica de un sismo intraplaca. En la región la Placa de Cocos subduce por debajo de la placa de Norteamérica. 

En los sismos intraplaca, la liberación de energía no genera tanta inestabilidad en las rocas adyacentes. Es por eso que no se esperan tantas réplicas. Hasta las 15:30 hrs. del 20 de septiembre se registraron 32 réplicas, la mayor de magnitud 4. 

¿Por qué en estas zonas? 

El sismo afectó una zona bien definida de la ciudad. Esto se debe a que las ondas de los terremotos en la Ciudad de México cruzan tres zonas de suelos bien definidas, la primera, con suelos duros, son zonas montañosas con rocas macizas; la segunda, de transición, con suelos semi duros; y la tercera, dividida en cuatro subzonas blandas, donde se reproducen y amplifican peligrosamente las ondas sísmicas. 

¿Por qué tanto sismos en México? 

México es una de las regiones más sísmicamente activas del mundo, pues el país se encuentra sobre cinco de las grandes placas tectónicas de la Tierra, aunque la mayor parte del país está sobre la placa norteamericana, que se mueve hacia el oeste. A medida que el suelo del Océano Pacífico, dentro de la placa de Cocos, se mueve hacia el este, se hunde debajo de la placa continental, creando una trinchera a lo largo de la costa sur de México.

Durante los últimos 100 años, 19 terremotos de gran magnitud - de magnitud 6.5 o mayor- han sucedido en esta zona, dentro de 250 km del lugar donde se originó el terremoto de el día de hoy.

¿Viene una réplica más fuerte?

Cabe destacar que a la fecha no hay un método científico que anticipe con tiempo el lugar, hora y magnitud de un terremoto. Pero saber cómo actuar antes, durante y después de uno, es lo que puede salvar miles de vidas.


A continuación te compartimos la entrevista que ChemaTierra le hizo al Dr. Gerardo Suárez, investigador del Departamento de Geofísica de la UNAM, en la que explica la diferencia entre este terremoto y el de 1985, así como la predicción de los sismos y la manera en que funciona la alarma sísmica en México. 

También te puede interesar: