Crédito: USGS

El terremoto más fuerte del siglo golpea la costa de México

08-09-2017

¿Dónde te agarró el temblor?

Por: Deyanira Almazán

A las 11:49 p.m. hora local, un poderoso sismo golpeó la costa sur de México. De acuerdo al Sismológico Nacional (SN) tuvo una magnitud de 8.2 (lo que lo convierte en el terremoto más fuerte del último siglo) y una profundidad de 58 km. Por su parte, el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) lo clasificó de magnitud 8.1. y a una profundidad de 70 km.

El epicentro se ubicó a 133 km al suroeste de Pijijiapan, Chiapas. Hasta el momento, los reportes indican que 58 personas han muerto en el sur del país a causa del temblor. En Guatemala, donde también se sintió el movimiento, se han reportado daños considerables.

El terremoto ocurrió como resultado de un proceso llamado subducción. En este caso, la placa de Cocos se hunde por debajo de la placa norteamericana. Este movimiento ocurre en el Océano Pacífico, cerca de la llamada Fosa Mesoamericana, que se ubica a 6,669 m por debajo de Centroamérica y a poco más de 100 km al suroeste del epicentro del terremoto de este jueves.

Esta región ha experimentado otros ocho terremotos de magnitud 7 o mayores durante lo que va del siglo, la mayoría de ellos cerca de la frontera entre México y Guatemala. El mayor de esos terremotos fue de magnitud 7.4 y ocurrió frente  a Guatemala, en el océano Pacífico, en noviembre de 2012, causando 48 muertos y 150 heridos.

Tipo de movimientos 

Si bien algunas personas reportan haber sentido el movimiento oscilatorio, recordemos que todos los terremotos tienen los dos movimientos, pero el movimiento perceptible depende de la lejanía del epicentro y del tipo de terreno. 

En los lugares cercanos al epicentro, la componente vertical del movimiento es mayor que las horizontales y se dice que el movimiento es trepidatorio. Sin embargo, al ir viajando, las componentes de las ondas sísmicas se atenúan y al llegar a un suelo blando, como el de la Ciudad de México, las componentes horizontales se amplifican y se dice que el movimiento es oscilatorio

Réplicas

Cuando ocurre un sismo de magnitud considerable los pedazos de corteza que se encuentran cerca de la zona de ruptura sufren un reacomodo, lo que genera una serie de temblores menores en la zona, conocidos como réplicas. Hasta las 10:15 am del viernes 8 de septiembre, 266 réplicas se han registrado, la mayor de magnitud 6.1

Luces en el cielo

Además del pánico provocado por el sismo, varias personas reportaron y captaron unas luces en el cielo. ¿qué son?

Los fenómenos luminosos reportados durante terremotos de gran magnitud se denominan luces de terremoto (EQL por sus siglas en inglés), se piensa que son un efecto en el entorno natural de algún proceso físico asociado con la generación de ruptura sísmica o la propagación de ondas sísmicas. Un estudio reciente apunta a que se debe a la tensión entre las rocas abrasivas que, sacudidas por un temblor, pueden generar cargas eléctricas. Estas cargas, a su vez, pueden viajar hacia la superficie para generar luz al interactuar con la atmósfera.

Sin embargo, los estudios a este respecto aún continúan. En ocasiones estas luces pueden ser confundidas con las que se originan con la explosión de transformadores de luz.

 lucesTemblor.jpg

De acuerdo a los reportes de prensa, el violento terremoto de magnitud 8.2 fue sentido por 50 millones de mexicanos. Pero definitivamente no ha sido el que más ha conmocionado a este país.

En la mañana del 19 de septiembre de 1985, un terremoto de magnitud 8.1 cimbró la Ciudad de México y sus alrededores. El sismo se sintió desde la Ciudad de Guatemala hasta Houston, Texas, pero el violento temblor fue más intenso en la Ciudad de México, donde 412 edificios se derrumbaron y otros 3,124 sufrieron intensos daños.

El sismo mató al menos a 9,500 personas, según cifras del USGS, además de otros 30,000 heridos y más de 100,000 personas quedaron sin hogar.

¿Por qué no fue tan destructivo como el de 1985?

Mientras que el sismo de este jueves sucedió a unos 700 km de la capital y a unos 133 km de la costa del estado de Chiapas, el de hace 32 años golpeó en el límite de Michoacán y Guerrero, a unos 400 km de la Ciudad de México (es decir casi la mitad de distancia). Debido a la tierra relativamente inestable de la ciudad, un sismo a 400 km de distancia puede generar mucha destrucción.

Afortunadamente, la profundidad de este sismo también ayudó. Mientras que en 1985 la profundidad fue a 15 km, esta vez la ruptura sucedió a unos 58 km, lo que habría amortiguado la sacudida.

Además es importante destacar y reconocer la cultura de prevención que tanto autoridades como ciudadanos han ido adquiriendo a partir del terremoto de 1985.

El día de ayer, el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano se anotó un diez al alertar más de 97 segundos antes de que el sismo sacudiera la Ciudad de México.

Debido a que México es un país altamente sísmico, las regulaciones de construcción son estrictas y generalmente bien instrumentadas. Las personas cada vez más saben cómo reaccionar durante y después de un sismo. Aunque aún hay mucho trabajo por realizar.

Cabe destacar que a la fecha no hay un método científico que anticipe con tiempo el lugar, hora y magnitud de un terremoto.

A continuación te mostramos este video para que sepas qué hacer antes, durante y después de un sismo.

 

También te puede interesar: